26 jun 2014

Actualidad, Aplicaciones móviles, App

Cómo funcionan las aplicaciones portátiles

Los profesionales llaman “portable apps” al software que no requiere ser instalado y que sólo necesita una escasa interacción con el sistema operativo, por lo que el usuario también los puede iniciar desde un pendrive.

Este método tiene varias ventajas: las portable apps (aplicaciones portátiles) no dejan huellas en la computadora y no producen basura. No se registran en el sistema operativo, por lo que ahorran recursos. Y lo mejor es esta ventaja: el usuario las puede llevar consigo a cualquier parte y ejecutarlas en cualquier computadora.

Hay algunos ejemplos de su aplicación. “La mayoría de las veces las portable apps las utilizan administradores en el mantenimiento”, dice Jörg Wirtgen, redactor de la revista alemana de computación “c’t”. Sin embargo, también los usuarios regulares de computadoras pueden con este método transportar sus programas favoritos a otras máquinas. En cibercafés, bibliotecas o escuelas superiores falta muchas veces el software para la compresión de archivos, por ejemplo. Como consecuencia, muchos paquetes de datos no se pueden abrir. El problema se puede solucionar con la versión portátil de 7-Zip.
Incluso software complejo para la edición de imágenes, como Gimp, un programa gratuito, cabe en cualquier bolsillo del pantalón, gracias a una versión portátil propia, al igual que OpenOffice y LibreOffice. También puede ser útil llevar programas en un lápiz de portables apps que generalmente están disponibles en cualquier computadora. Por ejemplo el navegador: el Tor Browser Bundle con Firefox integrado, que sale directamente de un lápiz USB, permite navegar de forma anónima en cualquier computadora.

También los propios emails se pueden abrir cómodamente con el lápiz en cualquier parte sin que sea necesaria la laboriosa instalación de un nuevo client. Con Thunderbird Portable, el usuario siempre lleva consigo su correo electrónico, por ejemplo. La versión móvil incluso da soporte a la extensión Enigmail para mensajes encriptados.

“Esta solución es bastante más segura que acceder a emails en una computadora ajena a través de un webclient”, dice Michael Lamberty, del Instituto alemán para la Seguridad en Internet. “El problema es que en computadoras ajenas nunca se sabe si hay spyware instalado en ellas”. El experto en seguridad recomienda además KeePass Portable. Este programa administra datos de acceso y los encripta en un archivo que sólo se puede abrir con una contraseña maestra, convirtiéndose así en un manojo de llaves digitales.

Las portable apps también pueden ser útiles para reparar computadoras ralentizadas o infectadas con software malicioso. Programas de diagnóstico, herramientas para limpiar registros o para la restauración de datos: si usted tiene todo esto en un lápiz USB, se ahorrará mucho trabajo en casos de emergencia.

Hay proveedores que ofrecen paquetes completos de software portátil, no sólo programas de seguridad. “Portableapps.com tiene quizás la oferta más grande y mejor atendida”, dice Jörg Wirtgen. Aquí hay también versiones portátiles de la mayoría de los programas populares como descarga individual.

Otros proveedores de paquetes son Lupo PenSuite y LiberKey, por ejemplo. Sin embargo, la oferta de software es bastante similar en todos los proveedores. Por lo demás, el experto en informática recomienda a los usuarios que busquen sus propios programas favoritos en la red con simples términos como “portable” o “stick”. “Es asombrosa la cantidad de aplicaciones que tienen una opción”.
Teóricamente, los usuarios experimentados también pueden producir ellos mismos portable apps. Sin embargo, no cualquier programa sirve para esto. Por ejemplo, el software antivirus tiene que intervenir profundamente en el sistema para funcionar de manera correcta. Esto no se puede hacer a través de un lápiz. En otros programas no ayudan los derechos de licencia, que exigen una conexión fija a un sistema.

Sin embargo, si usted quiere comprobar si sus herramientas más importantes también funcionan en un lápiz, puede probar Cameyo. Este programa gratuito registra la instalación de un programa y luego intenta crear un entorno virtual en el que el programa se pueda ejecutar de forma portátil. Sin embargo, el éxito no está garantizado.

Ver fuente