25 oct 2013

Actualidad, Slide, Tips

Cómo superar el primer día de trabajo

Si eres uno de los afortunados que, además de haber conseguido una entrevista para un empleo, ha sido seleccionado para el puesto, te proponemos una serie de pautas para que lleves tu primer día con buen pie.

1. Tener confianza en ti mismo: Ya le han seleccionado, eso significa que sus características se adaptan al perfil que la empresa necesita. Para tener esa confianza en ti mismo sólo tienes que repasar tus cualidades y también tus defectos y así sabrás de lo que eres capaz. Si tienes seguridad en ti mismo las personas de tu alrededor lo notarán y confiarán en tus posibilidades.

2. Infórmate sobre la empresa: Pregunta a tus contactos o ingresa a Internet, investiga sobre la empresa y su historia, su estructura y funcionamiento. Averigua dónde se encuentra la empresa, así el primer día irás sobre seguro.

3. Se puntual: Procura llegar algunos minutos antes de la hora de inicio, ir con el tiempo pisándote los talones solo va ponerte más nervioso de lo que ya estarás. Según vayan pasando los días irás viendo que hace el resto de la plantilla y según lo que observes podrás ir adaptándote a los que haga el resto de la oficina.

4. Toma nota de los datos importantes: Lleva un cuaderno y un bolígrafo y apunta aquellos datos que puedas necesitar: claves de acceso, instrucciones, horarios, etc. Y por supuesto, pregunta las dudas que tengas, aunque con moderación, no necesitas saberlo todo en un día.

5. La primera impresión es importante: Hay varios factores que influyen en la primera impresión: el lenguaje corporal, la forma de expresarnos y la ropa, etc. Nuestra mejor tarjeta de visita es la sonrisa, que nunca debe parecer forzada. No decimos nada nuevo al explicar que debemos ser educados, prudentes, amables, seguros de nosotros mismos y que nuestra vestimenta tiene que ser discreta y cuidadosa.

6. Conoce tu entorno laboral: Intenta memorizar los nombres de las personas con las que vas a tratar diariamente: el jefe y los compañeros directos. Localiza tu puesto de trabajo y los lugares que frecuentarás, es decir, el despacho de tu jefe, las impresoras y fotocopiadoras, la cafetería, los servicios, etc.

7. Unirse al grupo de forma natural: Necesitarás tiempo para fortalecer las relaciones, así que no fuerces las situaciones, tus compañeros acabarán integrándote en su grupo. Si por alguna razón vas a participar en alguna reunión, se prudente y ten cuidado si haces algún comentario, es mejor escuchar con atención y no hablar demasiado. Si tienes que decir algo, procura que sea algo interesante y acertado, de esta forma tu criterio será respetado desde el principio.

8. Fíjate en lo que hacen los demás: Al ser el primer día puedes estar bastante desubicado, por lo tanto, puedes seguir el ejemplo de tus compañeros, observa qué hacen ellos, cómo se dirigen al jefe, si el ambiente es serio o distendido, dónde se come, etc.

9. Muestra predisposición a aprender: Demuestra tu interés por los detalles del puesto y por la estrategia y los objetivos de la empresa. Si transmite tu optimismo y entusiasmo ante el trabajo, esto hará que los que están a tu alrededor te vean como una persona motivada y capaz de sacar adelante cualquier proyecto.

10. No te exijas demasiado: Es tu primer día y que nadie espera que vayas a rendir al 100%, necesitas un periodo de adaptación para ir aprendiendo todos los procedimientos y tareas que tendrás que llevar a cabo. Más adelante tendrás tiempo de desarrollar tus habilidades y demostrarlas.

Ver fuente

Tags: , ,