11 jul 2014

Actualidad, Marketing digital, Social Media Marketing

El acuerdo Facebook-WhatsApp, bajo la lupa

Las autoridades antimonopolio de la Unión Europea comenzaron a interrogar a competidores sobre la planeada compra de WhatsApp por parte de Facebook por 19.000 millones de dólares, antes de una evaluación formal que podría sentar un precedente en la manera en que el bloque aplicará sus leyes de competencia en la nueva era de las redes sociales.

Funcionarios de la Comisión Europea, la principal autoridad antimonopolio de la UE, enviaron en las últimas semanas cuestionarios detallados a varias firmas importantes de tecnología y mensajería en línea, preguntándoles acerca del impacto de la fusión en la competencia en sus mercados, según personas al tanto.

Los cuestionarios también exploran un área relativamente nueva para las evaluaciones de fusiones: la forma en que las empresas controlan y usan datos personales cuando ofrecen servicios, informaron algunas de las fuentes.

Los contactos de la Comisión con los rivales se producen antes de que la UE inicie una evaluación formal de la fusión, que brindará una de las primeras miradas en profundidad a la economía de las aplicaciones y las redes sociales a través del prisma de las leyes de competencia, señalan abogados antimonopolio y ejecutivos del sector.

Aunque anteriormente las autoridades analizaron negocios que involucraban a firmas de mensajería instantánea y por video, como la compra de Skype por parte de Microsoft, aún deben dar su veredicto sobre grandes acuerdos que involucran esas herramientas en el contexto de las redes sociales.

Los datos personales y la privacidad no habían jugado papeles relevantes en las evaluaciones de competencia, pero algunos reguladores y defensores de la privacidad han dicho que es probable que eso cambie.

La poderosa industria europea de telecomunicaciones también ha estado ejerciendo presión contra la fusión, al sostener que los operadores como WhatsApp usan la infraestructura de las empresas de telecomunicaciones pero no pagan impuestos ni son reguladas de la misma forma.

Inicialmente no se preveía que la UE analizara el acuerdo de Facebook con WhatsApp, ya que la aplicación de mensajería no tiene suficientes ingresos en la región como para activar la ley de fusiones del bloque. Pero en mayo, Facebook usó una estipulación de la ley de la UE para pedirle a la comisión que realice una evaluación única que abarcara el bloque de 28 países, en lugar de enfrentar la posibilidad de exámenes separados en tres o más países de la región.

Según esa estipulación, la UE obtuvo la jurisdicción para analizar el acuerdo el mes pasado, dijeron las personas al tanto. Facebook aún no ha notificado oficialmente del pacto a la UE -una presentación judicial voluminosa que pone en marcha el proceso de una evaluación formal de la fusión- pero ahora debe hacerlo para cerrar la transacción.

Tanto un portavoz de la Comisión como una vocera de Facebook prefirieron no hacer comentarios.

La cuota de mercado de las aplicaciones de mensajería móvil podría ser un tema espinoso. En el Reino Unido -que Facebook señaló en mayo como uno de los tres países donde podría haber enfrentado una evaluación de la fusión- casi tres cuartos de todos los usuarios de Android usaron la aplicación de Facebook en abril y más de la mitad usó WhatsApp, según Nielsen.

Eso se compara con sólo 16% que usó Skype y 12% que utilizó la aplicación de mensajería rival Viber, indica Nielsen.

Al menos dos empresas que recibieron cuestionarios le indicaron a la Comisión que temen que aplicaciones de mensajería rivales pudieran ser desplazadas del mercado injustamente por la combinación de Facebook y WhatsApp, al sostener que ambas empresas operan una gran parte del volumen de mensajes en línea en varios países europeos, según dos personas al tanto del asunto. "Es como que AT&T se fusione con Verizon" (en el sector de telefonía celular de Estados Unidos), agregó una de esas fuentes.

Sin embargo, algunos abogados antimonopolio y ejecutivos de tecnología afirman que podría ser difícil tener éxito con ese argumento porque las comunicaciones en línea son un sector que cambia con gran rapidez. Al evaluar la compra de Skype por parte de Microsoft, por ejemplo, la Comisión eligió observar un mercado de comunicaciones amplio en el cual identificó numerosos competidores, y aprobó el acuerdo sin condiciones.

"El tema clave es cuán estrecha es la definición del mercado", afirmó el abogado antimonopolio con sede en Bruselas.

Los datos personales también podrían tener un rol importante en la evaluación. Cuando la Comisión Federal de Comercio de EE.UU. aprobó el acuerdo entre Facebook y WhatsApp, en abril, advirtió que las dos empresas debían mantener sus compromisos con la privacidad. La comisionada Julie Brill fue más allá el mes pasado, al decir en un discurso en Bruselas que las políticas de privacidad podrían convertirse en un elemento de futuros exámenes de fusiones.

Ver fuente