17 jun 2013

Actualidad, Slide, Tecnología

Ser un buen Community Manager

¿Qué características debe tener un buen CM? 

1)     Tomarse el trabajo con seriedad. Si bien existe una gran parte lúdica dentro de las tareas cotidianas de un CM, ya que la interacción con el público, la publicación de contenidos divertidos en las redes sociales y la realización de sorteos, por ejemplo, son tareas que algunos harían por mera diversión; cuando una empresa contrata a un CM está buscando resultados concretos y medibles, y las tareas que lleves a cabo para lograr estos objetivos fijados serán evaluadas por tus jefes, además de valorar los resultados finales a los que hayas llegado.

2)     Saber interactuar con el fan/seguidor/usuario. Eso implica no sólo saber captar su interés para poder transmitirle la información que buscas difundir, sino también para re direccionarlo hacia el camino que querés que siga y ejecute la acción que tenés como objetivo que haga, pero también implica saber hacer un feedback de sus comentarios, consultas y sugerencias. Para este tipo de trabajo se vuelve fundamental escuchar/leer a tu público, porque es a ellos a quienes tenés que llegar.

3)     Conocer y entender al público objetivo. Si no sabés a quién le estás hablando, no sabrás cómo hablarle. Es esencial que sepas qué tipo de contenidos le interesa, con qué lenguaje se identifica más, en qué red social lo encontrás con mayor frecuencia, etc. Cuanta más información tengas de la persona que está del otro lado, más efectivo será tu trabajo.

4)     Ser creativo. No hay otra forma de poder atraer lectores y mantener su interés si no es con creatividad. Si no sos una persona con ideas frescas, que está empapado de lo que va sucediendo en el mundo (no sólo en las redes sociales), que se informa y actualiza con lo último, que está al tanto de las tendencias, difícilmente puedas ser un buen CM. La información y buena ejecución son ejes fundamentales en este tipo de trabajo.

5)     Ser estratega. Pensar en qué es lo mejor para la empresa y llevarlo a cabo mediante una estrategia bien pensada.Deberás planear qué es lo que tenés que hacer para llegar a los objetivos pautados, y como un juego de ajedrez comenzar a mover las piezas con cautela. 

Ver fuente